martes, 16 de octubre de 2007

ANÁLISIS Y COMENTARIO DEL GRÁFICO QUE REPRESENTA EL CONSUMO DE LANA Y ALGODÓN EN G. BRETAÑA (1700-1900)


EL ANÁLISIS Y COMENTARIO DE GRÁFICOS

EL CONSUMO DE LANA Y ALGODÓN EN GRAN BRETAÑA 1700-1900

1. PRESENTACIÓN DEL GRÁFICO
Se trata de un gráfico de barras o Histograma, que representa o informa sobre la evolución del consumo de lana y algodón en Gran Bretaña, en el período comprendido entre 1700 y 1900.
En el eje vertical se representa la línea del tiempo, comprendida entre 1700 y 1900.
En el eje horizontal se representa el consumo de ambos productos, expresado en millones de libras.


2. ANÁLISIS DEL GRÁFICO: DESCRIPCIÓN.
Descripción: La tendencia general en el consumo de ambos productos es ascendente para todo el período; si bien es necesario diferenciar la magnitud del crecimiento del consumo de algodón respecto de la lana, ya que es mucho mayor. Es por ello por lo que hay que describir por separado la evolución del consumo de ambos productos.

Primero hay que diferenciar los distintos puntos de partida:
– El consumo de algodón apenas es relevante al comenzar el s. XVIII, aunque su consumo aumentará de forma constante en este siglo.
– El consumo de lana es superior al del algodón durante todo el s. XVIII y su aumento es constante a lo largo de todo el siglo.

Dada la evolución del consumo de ambos productos y sus diferentes puntos de partida, es necesario diferenciar dos etapas:

– 1ª Etapa, de 1700 a 1800: el consumo de lana es muy superior al de algodón, aunque ambas variables crecen de forma constante. Este crecimiento es moderado, aunque se puede decir que el consumo de algodón crece más deprisa y en mayor proporción que el de la lana, siendo 1800 el momento de “despegue” del consumo de algodón.

– 2º Etapa, de 1800 a 1900: el consumo de algodón es muy superior al de la lana, desplazando a ésta en 1840 de la posición relevante que había tenido durante el siglo XVIII. El crecimiento de ambas magnitudes es constante y muy superior a la de la etapa anterior, pero en el caso del algodón este crecimiento puede calificarse de espectacular, ya que el consumo se ha multiplicado por 12.5 en un siglo. El consumo de lana sólo se ha multiplicado por 2.6. El crecimiento es muy rápido e intenso en la segunda mitad del s. XIX.

EL CONTEXTO HISTÓRICO.
El gráfico ilustra el crecimiento del sector textil en Gran Bretaña, que fue pionero en la introducción de máquinas aplicadas a la producción (maquinismo). Su desarrollo contribuyó a intensificar los cambios económicos y sociales que hicieron posible la “Revolución Industrial” en aquel país. Como se aprecia en el gráfico, la industria textil tradicional basada en la producción de productos de lana, siguió siendo dominante durante todo el siglo XVIII; no obstante, a lo largo de ese mismo período se fueron produciendo algunos hechos que contribuyeron a que la industria textil del algodón consiguiera desplazar en importancia a la de la lana en el siglo XIX; estas circunstancias fueron:

– La prohibición de importar telas de algodón de la India (indianas), principal competidora de Inglaterra, favoreció la producción de textiles de algodón en la propia Inglaterra.
– La existencia de grandes plantaciones de algodón en Norteamérica (colonias británicas hasta 1776), explotadas en régimen esclavista, proporcionaban materia prima abundante y barata a las factorías inglesas.
– La inexistencia de reglamentaciones gremiales en el proceso productivo del algodón, a diferencia de la rígida reglamentación gremial que encorsetaba al sector lanero.

LA EXPLICACIÓN DE LAS CAUSAS DEL DESARROLLO DE LA INDUSTRIA TEXTIL

A las circunstancias que favorecieron el desarrollo de la industria textil del algodón en particular, hay que añadir aquellas otras, de carácter general, que impulsaron el crecimiento económico en Gran Bretaña:
- El crecimiento demográfico (Revolución demográfica) había incrementado de forma notable la demanda de productos textiles, lo que favoreció el desarrollo del sector.
- El crecimiento de la demanda hizo necesario introducir novedades técnicas (máquinas) que hicieran posible aumentar la producción, ya que con los sistemas tradicionales de hilado y tejido, esto era imposible. Es, precisamente, la continua innovación tecnológica la que permitió el rápido crecimiento de la industria textil, tanto del algodón como de la lana; destacan los siguientes inventos: Spinning Jenny, de Hargreaves (1765), Water Frame, de Arkwright (1767), Lanzadera volante, de Kay (1773), Mule Jenny de Crompton (1779).
- La aplicación de la máquina de vapor a las máquinas textiles permitió aumentar de forma espectacular la producción de hilo y tejido.
- Las expectativas de beneficio que ofrecía el sector textil atrajeron a los capitalistas, que disponían de dinero para invertir en un sector en expansión que podía ofrecer grandes ganancias. Los primeros capitales procedían de los beneficios obtenidos en el desarrollo de la agricultura (revolución agrícola) y del comercio colonial.
- El desarrollo de los transportes (ferrocarril, navegación) favorecerá la especialización regional y la articulación del mercado nacional.

LA EXPLICACIÓN DE LAS CONSECUENCIAS DEL DESARROLLO DE LA INDUSTRIA TEXTIL
• Su desarrollo impulsó la demanda de materias primas (lana y algodón) y de hierro para la fabricación de máquinas (siderurgia), teniendo un efecto de arrastre sobre otros sectores económicos.
• Las nuevas industrias textiles del algodón se desarrollaron bajo la forma de “fábricas”, dando lugar a la consolidación del llamado “Factory System” o Sistema Fabril, que acabará desplazando al “Domestic System”.
• El crecimiento de las fábricas y su concentración en las ciudades, atrajeron a la población campesina que abandonaba los campos (éxodo rural) como consecuencia de la modernización agrícola. Este flujo de inmigrantes, junto con el crecimiento demográfico, aseguró la abundancia de mano de obra y su bajo precio, por lo que las condiciones de vida de estos asalariados no eran mejores que en el pasado.
• El desarrollo del sistema fabril aceleró el crecimiento de las ciudades y de los procesos de urbanización, al principio de forma desordenada y con pésimas condiciones de habitabilidad e higiene; más adelante el crecimiento se someterá a un cierto orden mediante la creación de ensanches.
• El desarrollo de la industria textil, dado su carácter pionero, contribuyó a consolidar la nueva sociedad capitalista de clases, incrementando el poder económico de la burguesía que, de forma natural, también aspirará al poder político.

3. CONCLUSIONES
En conclusión, el gráfico nos permite constatar el desarrollo espectacular de la industria textil, sobre todo la del algodón, en Gran Bretaña durante el período de la Primera Revolución Industrial (1750-1870). Al tratarse de un sector pionero, en él se ven reflejados y aplicados los principales cambios que hicieron posible este proceso de transformación económica y social, que convertirá a G. Bretaña en la primera potencia económica del mundo (la fábrica del mundo) hasta 1914. Los países que se sumaron, poco tiempo después, a este proceso de cambio, lo hicieron ya teniendo a G. Bretaña como modelo y, sobre todo, beneficiándose de las innovaciones técnicas y productivas que en aquel país se produjeron.

1 comentario:

alberto dijo...

Acabo de tener esta pregunta en un examen, mira que lei tu entrada y a la hora de la verdad me quede en blanco! que mal! muchas gracias por esta publicacion ahora me quedara mas claro.