martes, 26 de abril de 2016

NOTICIAS SOBRE EL 2º EXAMEN DE LA TERCERA EVALUACIÓN - 4º ESO

Estimados alumnos de 4º ESO


2º EXAMEN DE LA TERCERA EVALUACIÓN – OBJETIVOS.
    De cara a la preparación del examen, aquí os propongo la lista de objetivos conceptuales que habrá que estudiar.


A. LA ÉPOCA DEL IMPERIALISMO (1870-1914): Imperialismo colonial y Primera Guerra Mundial.  
B. LA REVOLUCIÓN RUSA DE 1917 Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA URSS.

1. Señalar y explicar los factores que determinaron la expansión imperialista occidental en el último tercio del s. XIX.  
2. Identificar en un mapa y explicar cuáles fueron los imperios coloniales más importantes, qué territorios ocupaban y las características de las diferentes formas de organización que aplicaron en sus posesiones coloniales.  
3. Explicar las repercusiones que el colonialismo europeo tuvo sobre los pueblos y países dominados, así como para los países imperialistas.  
4. Señalar y explicar las causas (profundas e inmediatas) que provocaron la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y los países (bandos y sistemas de alianzas) que participaron en el conflicto.
5. Señalar las etapas de la Primera Guerra Mundial, identificando sus momentos más relevantes y explicando las características más importantes de la misma (armamento, estrategia, etc.). 
6. Explicar como se organizó la paz después de la Gran Guerra: la Conferencia de París, los diversos tratados impuestos a los países derrotados, en especial el Tratado de Versalles, y los cambios que se realizaron en el mapa político de Europa.
7. Explicar las circunstancias y causas determinantes de los procesos revolucionarios de 1917 en Rusia, así como el resultado de las revoluciones de febrero y octubre de dicho año.
8. Explicar las líneas básicas de lsa URSS durante el estalinismo: de la guerra civil a la creación de la URSS. Los rasgos políticos y económicos del comunismo soviético en la época estalinista.


       BONUS TRAK: el mapa político de ASIA/OCEANÍA.


El modelo de examen será el habitual:
     - Una primera parte tipo test: verdadero o falso. 
     - Una segunda parte:
      - una fuente (texto, mapa, etc.) con preguntas.
      - Algunas preguntas de enunciado semejante al señalado en los objetivos.

- Una tercera parte que se calificará de manera diferenciada: el mapa político de ASIA/OCEANÍA.


Las dudas se atenderán y responderán en este mismo espacio a través de la sección de comentarios.

sábado, 23 de abril de 2016

LA URSS DE STALIN Y EL ESTALINISMO


    Una vez despejado  el camino de la sucesión de Lenin, asistimos al siguiente proceso: el sistema de dictadura del proletariado, que había de ser provisional según Marx, se convirtió en la dictadura del partido, primero, y de Stalin (un hombre), después. Aquí están las claves del régimen estalinista:



    La dictadura de Stalin y su idea del socialismo en un sólo país, lograrán convertir a la URSS en una gran potencia industrial y militar, en condiciones de hacer frente al desafío que supondrá la invasión alemana durante la II Guerra Mundial.

LA REVOLUCIÓN RUSA DE OCTUBRE DE 1917: EL ASALTO BOLCHEVIQUE AL PODER.

Continuando con el desarrollo de los acontecimientos en Rusia; el nuevo gobierno provisional , formado tras la caída del zarismo, adopta dos decisiones de especial trascendencia para entender la aceleración del proceso revolucionario:
- continuar en la guerra en cumplimiento de los compromisos diplomáticos y militares contraídos con Francia y G. Bretaña (la Triple Entente).
- posponer las reformas políticas, económicas y sociales a los tiempos de paz. El gobierno entiende la necesidad de estas reformas, pero las pospone hasta concluir la guerra.

En el siguiente esquema se plantean algunas de las circunstancias que provocaron el desprestigio del gobierno provisional, ahora presidido por Kerensky, y la estrategia que los bolcheviques seguirán en su asalto al poder, enunciada ya en las llamadas "Tesis de abril" formuladas por Lenin tras su regreso del exilio.



Un esquema para hacer balance desde la caída del zarismo y hasta la toma del Palacio de Invierno por parte de los bolvheviques...



   La estrategia política de Lenin no sólo persigue alcanzar el poder en Rusia, sino que, como ya hemos visto al analizar las Tesis de abril, contiene todo un programa de "desmantelamiento del sistema capitalista". Las primeras medidas adoptadas por el gobierno revolucionario, ahora llamado Consejo de comisarios del pueblo, tras la detención del gobierno provisional y la huida de Kerensky, contienen la semilla de la instauración de la sociedad comunista. Los primeros decretos no sólo tratan de dar respuesta a las demandas del pueblo ruso (Paz, Pan y Tierra), sino que también establecen la línea que seguirá el nuevo estado bolchevique en el futuro inmediato.

   Todo el pensamiento político de Lenin y del partido bolchevique se inspira en la ideología marxista que, como recordaréis, sometía al capitalismo a un crítico análisis y proponía, tras la conquista del poder político por parte del proletariado, la instauración de una "Dictadura provisional" que sentara las bases del socialismo. La democracia sólo era una etapa de transición en la estrategia leninista, no el término del proceso revolucionario. A esta tarea se aplicarán los bolcheviques una vez que sea disuelta la Duma (Asamblea) Constituyente surgida de las elecciones. Al no obtener el respaldo democrático de la mayoría de los ciudadanos rusos, Lenin decide en lo que a todas luces es un "golpe de Estado", traspasar todo el poder a los soviets y, desde esta plataforma política, proceder a la instauración de la dictadura del proletariado y al desmantelamiento de la economía capitalista.
    En el siguiente esquema podrás sistematizar las bases ideológicas sobre las que se asentará el nuevo gobierno bolchevique:



   La victoria bolchevique en octubre se traduce en una rápida paz con Alemania y el abandono de la guerra. Es lo que deseaban los alemanes y temían los aliados. La firma de la paz con los alemanes (por el Tratado de Brest Litovsk) tendrá graves consecuencias para el futuro inmediato de la Rusia soviética; por un lado, los alemanes quedan libres para concentrar sus esfuerzos en el frente occidental (franceses y británicos considerarán esta paz una traición a los compromisos adquiridos por Rusia antes de la guerra) y, por otro, la prisa con la que los bolcheviques querían cerrar este capítulo, les obligó a aaceptar grandes pérdidas territoriales, como podréis observar en el mapa:



   En todo caso, a los bolcheviques les va a resultar más fácil conquistar el poder que conservarlo. La revolución de octubre de 1917 y la instauración de la dictadura leninista, provocarán el rechazo de una parte considerable de la ciudadanía rusa y, lo que será más grave, la resistencia militar de la misma. La Guerra civil empezará en el mismo momento en que la democracia quedaba herida de muerte por la disolución de la Duma constituernte. Los anhelos de paz muy pronto quedaron destruidos y otros tres años de guerra se abatían sobre el pueblo ruso.
Continuará....

viernes, 22 de abril de 2016

LA REVOLUCIÓN RUSA: FEBRERO DE 1917.

EL HUNDIMIENTO DEL RÉGIMEN ZARISTA

    Las circunstancias en las que se va a producir la revolución de febrero de 1917, están relacionadas con los problemas de fondo de este país:
- El carácter no democrático de su régimen político: una autocracia disfrazada de constitucionalismo.
-  La persecución y represión de la oposición política, que no se puede expresar por cauces legales.
- El desigual reparto de las tierras (concentradas en manos de la nobleza terrateniente, la Iglesia y la Corona) y la miseria del campesinado.
- La explotación de la clase obrera y la represión del movimiento obrero ruso, tanto en su vertiente sindical como política.

 Sobre este mar de fondo actuará la Primera Guerra Mundial (1914-1918) que, para Rusia, supondrá una catástrofe tanto militar como social y económica; por esa razón, Lenin ya señaló que:
 
"La Guerra, ese acelerador de la Historia". La frase sintetiza con claridad el efecto que la guerra mundial tendrá sobre el zarismo. La formación de "Soviets", consejos donde residía el poder real, que canalizaran las aspiraciones del pueblo y la desidia del ejército para reprimir las protestas, incapacitaron al zar para seguir gobernando. Su abdicación no fue más que el reconocimiento de su impotencia. Rusia se convertía en una República dispuesta a sentar las bases de un futuro democrático. Pero la guerra tenía que seguir. La revolución de febrero y la formación del gobierno provisional, con su política continuista en el campo militar, chocarán con las demandas del pueblo (Paz, Pan y Tierra), convenientemente agitadas por un partido minoritario, pero muy combativo, dispuesto a hacerse con el control de los soviets y, lo más importante, a no dar tregua al nuevo gobierno. Para los bolcheviques de Lenin, la guerra debía de servir para traer la revolución obrera y, con ella, la instauración del comunismo, no de la República Parlamentaria y burguesa. Las "Tesis de Abril" de Lenin sientan las bases de la estrategia bolchevique liderada por Lenin: "Todo el poder a los soviets".

Un esquema general de los acontecimientos de febrero a octubre de 1917, os permitirán sintetizar las claves de este proceso revolucionario:


 
Y Una síntesis parcial de lo sucedido en el mes de febrero de 1917:
 

 Un breve video resumen con imágenes reales de las Revolución Rusa de 1917.






.... Continuará





jueves, 21 de abril de 2016

LA REVOLUCIÓN RUSA Y LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOVIÉTICO

Iniciamos una serie de esquemas sobre el desarrollo de la REVOLUCIÓN SOVIÉTICA de 1917 (o las Revoluciones rusas de 1917, en realidad); la importancia histórica de este acontecimiento estriba en su naturaleza antagónica con las revoluciones liberales y burguesas que, arrancando en Francia en 1789, se extendieron por todo occidente a lo largo del siglo XIX. El resultado de aquellos procesos revolucionarios fue la instauración del modelo de estado liberal y parlamentario que, con el tiempo y gracias a la presión y la lucha de las clases sociales marginadas, se fue transformando en democrático. Al iniciarse el siglo XX, el gigantesco y poderoso imperio ruso presentaba una situación de anacronismo en casi todos los ámbitos; una forma de gobierno autocrática y una estructura económica y social atrasada en la que la industrialización, insuficiente y parcial y dependiente de las inversiones extranjeras, llevó aparejada el crecimiento del proletariado industrial.
El desarrollo del movimiento obrero en el contexto de la Segunda Revolución Industrial, así como el fortalecimiento de los partidos socialistas encuadrados en la II Internacional, crearon una nueva situación en la mayoría de los países occidentales. Los partidos socialistas, a pesar de la crisis revisionista, siguieron apareciendo como marxistas y revolucionarios, lo que exigía el mantenimiento de un discurso de ruptura con el capitalismo, mediante la revolución obrera, y la instauración de una dictadura del proletariado como paso previo y necesario para la construcción del socialismo profetizado por Carlos Marx. Aquellos que habían apostado por la vía reformista y democrática para alcanzar el socialismo, pronto se vieron desbordados por los que vieron en la Revolución Rusa de octubre de 1917 un ejemplo a seguir. Pronto nacerían los Partidos Comunistas.
Si la Revolución Francesa de 1789-99, quedó como el paradigma de la Revolución Burguesa, ahora, la Revolución Rusa de octubre de 1917 y la construcción del socialismo, en el marco de un nuevo estado, la URSS, se convertirán en el siguiente estadio de la Historia augurado por Marx. La sucesión de modos de producción y la lucha de clases como "motor de la historia" se verían cumplidas con la Revolución Bolchevique de 1917. La instauración del comunismo aparecía, en el horizonte de la mayoría de los obreros del mundo, como la realización de las promesas de futuro contenidas en la teoría marxista de la Historia. Tiempo habrá de saber si tales promesas se cumplieron como fueron soñadas o imaginadas.
El primer esquema plantea la situación del Imperio ruso al comenzar el s. XX y las distintas vicisitudes que atravesó hasta el estallido revolucionario de 1917:


El régimen zarista controlaba todos los resortes del Estado y evitaba que la oposición política pudiera manifestarse con libertad; no obstante, y a pesar de la represión policial y la amenaza del destierro en Siberia, los grupos políticos de oposición fueron organizándose a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX. La variedad de partidos abarca todas las opciones: desde las liberales y burguesas, a las más radicales y revolucionarias, como los marxistas revolucionarios (leninistas) y los anarquistas.

El primer aviso serio al régimen zarista se produjo en 1905. La derrota frente al Japón puso de manifiesto las profundas contradicciones políticas, sociales y económicas del país. La represión con la que el gobierno hizo frente a las protestas sociales y demandas políticas expresadas por gran parte de la población, provocaron el estallido de 1905. Pudo haber sido entonces el final del zarismo, pero la hábil reacción del zar, a través de su Manifiesto de octubre, comprometiéndose a unas reformas que no llegaron a producirse en la práctica, lo mantendrán todavía con vida hasta febrero de 1917. La época del llamado Seudoconstitucionalismo fue una prórroga, hasta que la Primera Guerra Mundial evidenció la incapacidad absoluta del régimen zarista y de su aparato burocrático y militar.


La Guerra, ese acelerador de la Historia. La frase sintetiza con claridad el efecto que la guerra mundial tendrá sobre el zarismo. La formación de "Soviets", consejos donde residía el poder real, que canalizaran las aspiraciones del pueblo y la desidia del ejército para reprimir las protestas, incapacitaron al zar para seguir gobernando. Su abdicación no fue más que el reconocimiento de su impotencia. Rusia se convertía en una República dispuesta a sentar las bases de un futuro democrático. Pero la guerra tenía que seguir. La revolución de febrero y la formación del gobierno provisional, con su política continuista en el campo militar, chocarán con las demandas del pueblo (Paz, Pan y Tierra), convenientemente agitadas por un partido minoritario, pero muy combativo, dispuesto a hacerse con el control de los soviets y, lo más importante, a no dar tregua al nuevo gobierno. Para los bolcheviques de Lenin, la guerra debía de servir para traer la revolución obrera y, con ella, la instauración del comunismo, no de la República Parlamentaria y burguesa. Las "Tesis de Abril" de Lenin sientan las bases de la estrategia bolchevique liderada por Lenin: "Todo el poder a los soviets".
Un esquema general de los acontecimientos de febrero a octubre de 1917:



Una síntesis parcial de lo sucedido en el mes de febrero de 1917:




Un breve video resumen con imágenes reales de las Revolución Rusa de 1917..


.... Continuará



miércoles, 20 de abril de 2016

RUSIA ANTES DE LA REVOLUCIÓN

 Mapa de formación del imperio ruso: extensión territorial y el problema de las minorías nacionales (la rusificación)

 Las bases de la autocracia zarista


Una visión global del proceso que condujo a la revolución de 1917 y a la construcción de la URSS


    Iniciamos una serie de entradas sobre el desarrollo de la REVOLUCIÓN SOVIÉTICA de 1917 (o las Revoluciones rusas de 1917, en realidad); la importancia histórica de este acontecimiento estriba en su naturaleza antagónica con las revoluciones liberales y burguesas que, arrancando en Francia en 1789, se extendieron por todo occidente a lo largo del siglo XIX. El resultado de aquellos procesos revolucionarios fue la instauración del modelo de estado liberal y parlamentario que, con el tiempo y gracias a la presión y la lucha de las clases sociales marginadas, se fue transformando en democrático. Al iniciarse el siglo XX, el gigantesco y poderoso imperio ruso presentaba una situación de anacronismo en casi todos los ámbitos; una forma de gobierno autocrática y una estructura económica y social atrasada en la que la industrialización, insuficiente y parcial y dependiente de las inversiones extranjeras, llevó aparejada el crecimiento del proletariado industrial.
El desarrollo del movimiento obrero en el contexto de laSegunda Revolución Industrial, así como el fortalecimiento de los partidos socialistas encuadrados en la II Internacional, crearon una nueva situación en la mayoría de los países occidentales. Los partidos socialistas, a pesar de la crisis revisionista, siguieron apareciendo como marxistas y revolucionarios, lo que exigía el mantenimiento de un discurso de ruptura con el capitalismo, mediante la revolución obrera, y la instauración de una dictadura del proletariado como paso previo y necesario para la construcción del socialismo profetizado por Carlos Marx. Aquellos que habían apostado por la vía reformista y democrática para alcanzar el socialismo, pronto se vieron desbordados por los que vieron en la Revolución Rusa de octubre de 1917 un ejemplo a seguir. Pronto nacerían los Partidos Comunistas.
Si la Revolución Francesa de 1789-99, quedó como el paradigma de la Revolución Burguesa, ahora, la Revolución Rusa de octubre de 1917 y la construcción del socialismo, en el marco de un nuevo estado, la URSS, se convertirán en el siguiente estadio de la Historia augurado por Marx. La sucesión de modos de producción y la lucha de clases como "motor de la historia" se verían cumplidas con la Revolución Bolchevique de 1917. La instauración del comunismo aparecía, en el horizonte de la mayoría de los obreros del mundo, como la realización de las promesas de futuro contenidas en la teoría marxista de la Historia. Tiempo habrá de saber si tales promesas se cumplieron como fueron soñadas o imaginadas.




LA CRÍTICA AL RÉGIMEN ZARISTA:

"Querido hermano:
Este calificativo me parece el más conveniente porque, en esta carta, me dirijo menos al emperador y al hombre, que al hermano. Y, además, os escribo casi desde el otro mundo, encontrándome en espera de una muerte muy próxima. (...)
Una tercera parte de Rusia está sometida a una continua vigilancia policiaca; el ejército de policías conocidos y secretos aumenta sin cesar; las prisiones, los lugares de deportación y los calabozos están repletos; aparte de doscientos mil criminales de derecho común, hay un número considerable de condenados políticos entre los cuales existen ahora multitud de obreros. La censura con sus medidas represivas ha llegado hasta un grado tal que no alcanzó en los peores momentos de los años que siguieron al de 1840. Las persecuciones religiosas no fueron nunca tan frecuentes ni tan crueles como lo son ahora, y cada vez van siendo más frecuentes y más crueles.
En las ciudades y en los centros industriales se han concentrado las tropas, que armadas de fusiles se han enviado contra el pueblo. En algunos puntos ya se han producido choques y matanzas y en otros puntos se preparan, y su crueldad aun será mayor.
El resultado de toda esta actividad cruel del gobierno, es que el pueblo agricultor, los cien millones de hombres sobre los cuales está fundada la potencia de Rusia, a pesar de los gastos del Estado que crecen considerablemente, o mejor dicho gracias a este crecimiento del presupuesto, se empobrecen de año en año, de manera que el hambre ha llegado a ser el estado normal, como igualmente el descontento de todas las clases y su hostilidad para el gobierno.
La autocracia es una forma de gobierno que ha muerto. Tal vez responda aún a las necesidades de algunos pueblos del Africa central, alejados del resto del mundo, pero no responde a las necesidades del pueblo ruso cada día más culto, gracias a la instrucción que va siendo cada vez más general. Así es que para sostener esta forma de gobierno y la ortodoxia ligada a él, es preciso, como ahora se hace, emplear todos los medios de violencia, la vigilancia policíaca más activa y severa que antes, los suplicios, las persecuciones religiosas, la prohibición de libros y de periódicos, la deformación de la educación, y en general de toda clase de actos de perversión y crueldad. Tales han sido hasta aquí los actos de vuestro reinado (...)"
León Tolstoi. Carta al Zar Nicolás II. 16 de enero de 1902.

    De la atenta lectura de esta carta podemos deducir cuáles eran los principales problemas que Rusia tenía planteados al comenzar el s. XX y, por extensión, las medidas o soluciones que habrían podido ponerle remedio. Como veremos pronto, el empecinamiento del zarismo en su inmovilismo y la represión de cualquier forma de oposición política, serán factores determinantes en la descomposición del régimen. La revolución de 1905 será el primer intento serio para transformar esta situación.

martes, 12 de abril de 2016

DOCUMENTO HISTÓRICO EN VIDEO: HACER PAGAR A ALEMANIA



Un excelente video de una serie de documentales producidos por la BBC y emitidos en 1986. Este primer capítulo aborda las condiciones que se le imponen a Alemania después de la Primera Guerra Mundial.

lunes, 11 de abril de 2016

LAS CONSECUENCIAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL: UNA VISIÓN GLOBAL.


Aquí os dejo un MAPA CONCEPTUAL que sintetiza las consecuencias de la GRAN GUERRA.

Y las conclusiones sobre el artículo comentado en clase de G. Tortella acerca del significado histórico de la Gran Guerra:


"La Primera Guerra Mundial aceleró el progreso tecnológico y económico; muchos de los avances científicos y tecnológicos que, en sus inicios, fueron de uso militar, una vez acabada la guerra tuvieron un uso civil, lo que redundará en el progreso de la sociedad.
El sacrificio social que la guerra impuso, aceleró la llegada de la izquierda política socialdemócrata al poder, lo que acelerará la llegada de la democracia y la aplicación de políticas sociales y fiscales que sentarán las bases del llamado “estado del bienenestar” y forjarán el consenso socialdemócrata en el que hoy vivimos. La guerra, además, propició el hundimiento de Rusia en la revolución y favoreció la instauración del régimen comunista, consolidando una forma de totalitarismo de izquierdas (el comunismo soviético) que contribuirá al surgimiento del fascismo (y el nazismo, claro). La economía cambió y el papel del Estado creció, poniendo fin al modelo liberal de antes de la guerra. Un nuevo paradigma económico, el keynesiano, se instaló entre los economistas. La guerra, en todo caso, aceleró procesos que se habrían producido igualmente en un contexto de paz, pero en mucho más tiempo. La guerra como partera de la historia."

domingo, 10 de abril de 2016

EL TRATADO DE VERSALLES: HACER PAGAR A ALEMANIA.


    
     El Tratado de Versalles establecía la culpabilidad de Alemania en el desencadenamiento de la guerra, por lo que se la consideraba responsable de indemnizar, en mayor medida que el resto de las potencias centrales, a los países aliados (Alemania pagará). Por otro lado, las condiciones que se le imponen (diktat) abarcan todos los ámbitos posibles, desde los políticos a los militares y/o territoriales. El objetivo fue que Alemania dejara de ser una amenaza para sus vecinos y rivales, ya fuera desde el punto de vista  militar o económico. Otra cosa será que la paz inaugurada en París a partir de 1919, resultara sólida, duradera y justa. Los acontecimientos de los siguientes 20 años pondrán a prueba, como veremos, este buen deseo.

LAS CONSECUENCIAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL: LOS TRATADOS DE PAZ.

El siguiente esquema nos presenta los elementos básicos para entender los objetivos y los resultados de los diferentes tratados de paz, que las potencias vencedoras en la Primera Guerra Mundial, impusieron a los países derrotados (Alemania, Austria-Hungría, Bulgaria y Turquía).

Entre las consecuencias más importantes y problemáticas que se derivaron de la aplicación de los tratados de paz, estaba la remodelación política y territorial de Europa. Esta remodelación se hizo a partir del desmembramiento de los imperios centrales. El problema de las nacionalidades y su derecho a constituirse como estado independiente, fue la clave de esta reordenación; no obstante, no logró resolver de forma satisfactoria este problema, ya que no todas las "nacionalidades" quedaron en la misma situación y se generó el problema de los alemanes que quedaron bajo la soberanía de otros estados. El problema balcánico quedó, más o menos, arreglado, al menos hasta finales del s. XX, en que Yugoeslavia estalló, volviéndose a una situación de inestabilidad en la zona.