lunes, 23 de noviembre de 2009

COMENTARIO DEL TEXTO DE K. MARX

Estimados alumnos, tal y como os he prometido, aquí os dejo un posible comentario del texto en el que habéis estado trabajando; espero que sea útil en vuestra comprensión de en qué consiste comentar un texto.

“A la monarquía burguesa de Luis Felipe (de Orleáns) sólo puede sucederla la república burguesa: es decir, que si en nombre del rey había dominado una parte reducida de la burguesía, en nombre del pueblo ahora dominará la totalidad de la burguesía. Las reivindicaciones del proletariado de París son tonterías utópicas, con las que hay que acabar.
El proletariado de París contestó a esta declaración de la Asamblea Nacional Constituyente con la insurrección de junio, el acontecimiento más gigantesco de la historia de las guerras civiles europeas. Venció la república burguesa. A su lado estaban la aristocracia financiera, la burguesía industrial, la clase media, los pequeños burgueses, el ejército, el lumpenproletariado, (...) los intelectuales, los curas y la población rural. Al lado del proletariado de París no estaba nadie.”
Karl Marx: “La lucha de clases en Francia”.

1.
CLASIFICACIÓN DEL TEXTO:

Se trata del fragmento del libro de K.Marx “
La lucha de clases en Francia”, publicado en 1850, unos dos años después de los hechos a los que se refiere en el texto propuesto para comentar. Es, por lo tanto, un texto historiográfico, ya que Marx lo escribe como filósofo político que reflexiona sobre la naturaleza de los acontecimientos que tuvieron lugar en Francia entre 1848 y 1850, y una fuente indirecta y secundaria, ya que nos ofrece un punto de vista subjetivo sobre unos hechos en los que no participó de forma directa. Dado el carácter del libro, se trata de un texto de naturaleza histórico-literaria.

2.
IDEAS PRINCIPALES

De la lectura del texto
se deducen las siguientes ideas:

• El carácter liberal burgués del régimen político de Francia durante el reinado de Luis Felipe de Orleans (1830-1848). “(
La monarquía burguesa de Luis Felipe”)
• La naturaleza burguesa del nuevo régimen republicano instaurado en Francia tras la abdicación de Luis Felipe de Orleans y la proclamación de la II República. (“
La república burguesa”)
• El carácter utópico de las reivindicaciones obreras en la Francia de los años cuarenta, en un contexto de crisis económica y enfrentamientos sociales. (“
Las reivindicaciones del proletariado de París son tonterías utópicas”)
• La declaración de la Asamblea Nacional Constituyente (aunque no especifica el contenido de esta declaración, debe de estar referida a la eliminación de los Talleres Nacionales, creados a partir de febrero para dar trabajo a lo parados de París).
• La insurrección popular de Junio (de 1848), que Marx enmarca en el contexto de una “guerra civil europea”. (
“El proletariado de París contestó a esta declaración de la Asamblea Nacional Constituyente con la insurrección de junio, el acontecimiento más gigantesco de la historia de las guerras civiles europeas”.)
• La insurrección fue aplastada por la acción del gobierno de la República, que Marx califica de “Burguesa”. El autor enumera los grupos sociales que respaldaron esta acción represiva contra elproletariado. (“
Venció la república burguesa. A su lado estaban la aristocracia financiera, la burguesía industrial, la clase media, los pequeños burgueses, el ejército, el lumpenproletariado, (...) los intelectuales, los curas y la población rural”)
• El autor subraya la “soledad” del proletariado de París, cuyas reivindicaciones no son respaldadas por nadie. (“
Al lado del proletariado de París no estaba nadie.”)

De lo expuesto anteriormente, se deduce una idea fundamental, que es la que da sentido a todo el texto, y otra subordinada a ella:

• La revolución democrática y socialista que tuvo lugar en Francia en febrero de 1848, y que tendrá como consecuencia la caída del régimen orleanista y la proclamación de la II República, acabará por ser “reconducida” (reprimida militarmente) por la burguesía, dado el carácter socialista de la misma, tras la insurrección obrera de París en el mes de Junio. Al final, el nuevo régimen republicano no hará otra cosa que consagrar la supremaciá política y económica de toda la burguesía, y no sólo de la alta burguesía, aliadas ambas ante el temor de una revolución socialista.

• El viejo bloque social formado por los grupos que constituían el llamado “Tercer Estado” durante el antiguo régimen y que se habían enfrentado juntos a él, se ha fracturado definitivamente. La burguesía, una vez alcanzado el poder y establecidas las bases legales de su dominación política y económica a través de regímenes políticos liberales (monárquicos o republicanos), deberá enfrentarse a un nuevo enemigo: la clase obrera, cuyas reivindicaciones democráticas y sociales cuestionan la dominación política y la explotación económica que padecen en el contexto de la industrialización y consolidación del liberalismo político.

EXPLICACIÓN DE LOS HECHOS A LOS QUE HACE REFERENCIA EL TEXTO
Para poder entender estas ideas, se hace necesario explicar los hechos históricos a los que alude el autor del texto. Estos hechos son:

Primero: El régimen político instaurado por Luis Felipe de Orleans en Francia, tras el triunfo de la Revolución de 1830, supuso el final de la monarquía borbónica. Este nuevo régimen, sn embargo, consagrará el triunfo de la alta burguesía (negocios y finanzas) y su plasmación a través del sufragio censitario, por lo que gran parte de la ciudadanía francesa no tenía acceso de pleno derecho a la vida política. La propiedad suponía, de nuevo, el criterio básico para acceder a la ciudadanía plena. La marginación política de amplias clases sociales francesas y la corrupción del gobierno, alimentarán el malestar popular y los deseos de democracia que, junto con las reivindicaciones obreras, estallarán en la crisis de 1848.

Segundo: La situación de crisis económica que se vivía en Francia y en toda Europa en los años previos a la Revolución de 1848, y que actuará como detonante de dicha revolución, se combinará con otras causas:

o Difusión de los ideales democráticos: El liberalismo doctrinario dejaba a la mayor parte de la población al margen de la política e imponía una dura represión. Contra él se difunden ideales democráticos que defienden la soberanía popular y el sufragio universal masculino.

o El agravamiento de las desigualdades sociales, como consecuencia de la implantación del capitalismo y del desarrollo de la Revolución Industrial, unido a una serie de crisis de subsistencia, provocó revueltas sociales que reflejan la nueva lucha de clases, en un momento en el que están desarrollándose las ideas del primer socialismo (tanto el utópico, como el marxista). La clase obrera pide reformas sociales y el reconocimiento de derechos colectivos (sindicación, manifestación, huelga) y derechos individuales de tipo social (trabajo, sanidad...).

Tercero: El auge de las doctrinas socialistas, que cuestionan el modelo económico capitalista y el predominio social y político de la burguesía son, como hemos señalado, uno de los motores ideológicos de la revolución de 1848. El autor se enmarca dentro de estas doctrinas, concretamente en el llamado “socialismo científico” o Marxismo, que postula el establecimiento de un nuevo modelo de relaciones sociales y económicas, llamado “comunismo”. EL MARXISMO será, a partir de 1848 y tras la publicación del “Manifiesto Comunista” uno de los motores ideológicos del movimiento obrero y de las revoluciones obreras que se producirán en lo sucesivo.

Cuarto: Todo lo anterior contribuye a explicar las causas de la revolución de 1848, pero en Francia hubo, en realidad, dos revoluciones ese mismo año; veamos en líneas generales lo que sucedió:

La Revolución de febrero: A causa de un intento de recortar las libertades, se produce una revuelta de la media y baja burguesía y de las clases populares, la cual provoca el exilio del rey Luis Felipe de Orleans y la proclamación de la II República. Se forma un gobierno provisional en el que hay un socialista, Louis Blanc; se aprueba el sufragio universal masculino y la creación de los Talleres Nacionales, dirigidos por el Estado, con la intención de garantizar el derecho al trabajo de los parados (intervencionismo estatal). Pero los republicanos moderados de la alta burguesía ponen freno a las reformas (cierre de los talleres nacionales), cosa que provoca la revuelta de junio.

La Revolución de junio: Se produce un enfrentamiento de clases entre la burguesía y el proletariado (a este hecho se refiere el autor del texto). Fracasa y es duramente reprimida. Poco después, la alta burguesía, que quiere un gobierno fuerte para controlar el proletariado y frenar una posible revolución social anticapitalista, estará dispuesta a apoyar a Luis Napoleón Bonaparte, sobrino de Napoleón y ganador de las elecciones de 1851, como nuevo emperador (II Imperio, 1852).

CONCLUSIONES
El texto nos ofrece el punto de vista de K. Marx, teórico del socialismo marxista, sobre los acontecimientos revolucionarios de Francia durante el año 1848. Para él la insurrección de junio y el posterior aplastamiento por parte del gobierno francés, son una “escenificación” de la lucha de clases, un enfrentamiento a muerte entre la burguesía y el proletariado por la conquista del poder político. Este concepto es uno de los pilares teóricos sobre los que se sustenta la ideología marxista que concibe la lucha de clases como “motor de la Historia”. Para Marx, lo sucedido en Francia es un anticipo de la “revolución proletaria” que habrá de provocar la destrucción del capitalismo y, tras un periodo de dictadura del proletariado, conducir a la construcción del socialismo, modelo económico y social alternativo al capitalismo, en el que habrán desaparecido las clases sociales y, con ellas, la desigualdad que es, en definitiva, el germen de muchas revoluciones sociales.