lunes, 28 de enero de 2013

VISIÓN DE CONJUNTO DEL PERIODO 1870-1914


     La etapa que se abre con el final de los procesos de unificación política de Italia y Alemania (d. 1870), asiste al desarrollo de procesos de distinta naturaleza que, no obstante, convergen en el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Las continuas innovaciones tecnológicas, el afianzamiento del capitalismo y su expansión mundial, producen una nueva aceleración en las transformaciones económicas, lo que obliga a hablar de una SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL y del ascenso de nuevas potencias industriales extraeuropeas (EEUU, Japón). Asimismo los avances sociales y políticos que conlleva el progresivo avance de la democracia en Europa (y occidente), son compatibles con una nueva definición del fenómeno imperialista y colonial que algunas naciones europeas emprenden en estos mismos años, configurando grandes imperios a escala planetaria y contribuyendo a la occidentalización de la civilización mundial y a la globalización económica que el gran capitalismo necesita.
    Segunda Revolución Industrial e Imperialismo colonial son procesos ligados de forma directa e indistinguible, por cuanto se nutren mutuamente. La emergencia de nuevas potencias, como Alemania o los EEUU, junto con la expansión imperialista y las tensiones nacionalistas que agitaban las aguas políticas de los viejos imperios europeos (en lo territorial, como ha quedado claro en clase), son factores determinantes en el estallido de la Gran Guerra. El  periodo comprendido entre 1870 y 1914 es, a pesar de todo, una época de relativa paz entre las potencias y de prosperidad económica. Las formas de vida cambiarán de manera irreversible, dejando atrás (en grandes áreas del globo) a las viejas sociedades rurales y campesinas que aún no habían sido transformadas industrialmente. Ahora, si. Paz y prosperidad no exentas, como es obvio, de enormes tensiones políticas y sociales, pero paz al fin y al cabo y esplendor de los valores de la civilización occidental, que parecia alcanzar su cima. Todo ello será barrido por la brutalidad de la guerra.